ATENCIÓN ASPECTOS PSICOSOCIALES

Los Residentes y Usuarios del Centro día llegan al Hogar Vizcaya con necesidades muy sentidas y expectativas muy específicas.

En general requieren compañía, ya sea por múltiples ocupaciones de sus familiares, por fragilidad física, por aislamiento social y en algunos casos emocional.

En primer término, se tiene en cuenta la personalidad de cada uno de ellos, sin olvidar que ésta es la resultante de la interacción de la persona con su medio y le imprime características especiales a los grandes procesos psicológicos, sin dejar de lado su historia personal.

Todos estos aspectos determinan las actitudes de estas personas frente a sí mismas, frente a su familia y frente a la sociedad.

Así, llegan al Hogar Vizcaya con una historia de vida muy particular, una personalidad definida que los ha acompañado por muchos años, un carácter que los ha diferenciado y que por momentos se acentúa, un gran dolor por muchas pérdidas grandes y pequeñas, no sólo a nivel afectivo, sino de autonomía, de autoestima, de autoridad, de decisión, de posibilidad de elección, de la mayoría de las pertenencias que le acompañaron toda su vida, entre otras.

psicosociales

No es fácil asumir que el paso del tiempo les limite en tantos aspectos y cambie su estatus de manera tan definitiva. Se pretende brindarles la tranquilidad y seguridad necesarias, para que experimenten un período de adaptación apacible, sin temores ni angustias y con una disposición muy positiva frente al grupo.

Todo el personal del Hogar está en función de los Residentes, tanto de los que llevan tiempo allí, como de los que están haciendo proceso de inducción y de los que asisten al Centro día.

Desde Psicología - Gerontológica se hace un acompañamiento especial, brindando soporte emocional y acompañamiento, especialmente en el período en que deben desprenderse de su vida anterior, para optar una vida en comunidad que les ofrece una atención integral y personalizada, con una amplia gama de actividades para su disfrute.

Es común que en la etapa de la vejez se empiece a vivenciar un reencuentro con lo más íntimo de sí mismo, la llamada mismidad personal. Todo esto se encauza para que el resultado sea un mayor desarrollo positivo, crítico y constructivo de su identidad.

El acompañamiento psicológico, el soporte emocional y las intervenciones en crisis, son una gran oportunidad de acercamiento y se continúa con una relación cercana y muy amorosa. Como parte de las actividades de prevención y promoción de la salud mental, se realiza estimulación cognitiva varias veces a la semana, para mantener y estimular su actividad mental. La disposición constante, el trato amable, respetuoso y compasivo, hace que los lazos de afecto sean muy fuertes y puedan sentirse como en un segundo hogar.

Gloria Patricia Zuluaga G.
Psicóloga U.S.B. - Reg. No. 610
Espec. En Gerontología U. del Valle

2012 06 28 15.20
PhotafPic5