TEMAS DE INTERÉS

→ ¿PORQUE TANTO ÉNFASIS EN LA ACTIVIDAD FÍSICA?

El conocimiento desde etapas tempranas acerca de los beneficios al mantener hábitos saludables que incluyan la actividad física, es un elemento de vital importancia para la salud de la población en general. La comprensión del aporte benéfico que ésta tiene sobre los efectos del envejecimiento de los diferentes sistemas del organismo, permite que no se considere el descenso en la capacidad física para realizar las actividades de la vida diaria, como un hecho condicionado del envejecimiento.
Solamente la educación de todos los individuos de una sociedad, permitirá que cuando las personas lleguen a una etapa de edad avanzada posean los hábitos físicos adecuados y no se presente una disminución en su calidad de vida producto del descenso de la capacidad física.
La Organización mundial de la Salud define la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía comparado con si se estuviera en reposo. Se considera incluso todo movimiento que durante el ocio se realice para desplazarse de un lugar a otro, o como parte del trabajo de una persona.
La actividad física regular, como caminar, montar en bicicleta, practicar deportes o participar en actividades recreativas son beneficiosas para la salud. Es mejor realizar cualquier actividad física que no realizar ninguna y cualquier edad es buena para empezar, aunque lo ideal sea lo más temprano posible.
La actividad física puede mejorar el estado muscular y cardiorrespiratorio, la salud ósea y funcional, reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles (hipertensión arterial diabetes algunos tipos de cáncer) y de caídas y/o fracturas y ayudar a mantener un peso saludable, la salud mental y cognitiva a largo plazo y mejorar el sueño.
La inactividad física es, por el contrario, uno de los principales factores de riesgo de mortalidad de las enfermedades no transmisibles y sus complicaciones como eventos cardiovasculares y hay incrementos en el riesgo de muerte entre un 20% y un 30% comparado con las personas que alcanzan un nivel suficiente de actividad física.
Por tanto, se aconseja realizar, como mínimo, 30 minutos de actividad física moderada cinco a más días por semana y elegir siempre que se pueda, desplazarse a pie o en bicicleta, subir escaleras en lugar de tomar el ascensor, dejar el carro mas lejos del sitio a donde se acude, pasear las mascotas, bailar, hacer excursiones y limitar en lo posible el tiempo dedicado al computador y la televisión.
En el caso de las personas mayores, es importante tonificar y fortalecer los músculos y mantener la movilidad de las articulaciones para facilitar las actividades cotidianas y su funcionalidad el mayor tiempo posible y reducir el riesgo de caída.
Aunque en general se tiene la excusa de las múltiples actividades que se deben realizar a diario, si se planifica con anterioridad, siempre se logrará conseguir el espacio para realizar la actividad física de preferencia y se estará brindando la oportunidad personal de llegar a tener una adultez más funcional y feliz para cada uno y sus familias.

Esperanza Ossa

→ PRESIDENTE JUNTA DIRECTIVA ANIVERSARIO 40

Muy buenas tardes, me dirijo en primera instancia, a los residentes de este Hogar Vizcaya, por ser ustedes la razón de ser de la Institución y objetivo primordial del legado de Don Germán Echavarría Misas.
Señores miembros de la Junta Directiva, Hna. Clara directora del Hogar, personal que labora en las diversas áreas, señoras y señores: Pasa el tiempo tan rápido, que sentimos asombro al advertir que este Hogar, cumple ya 40 años de vida.
Años de labor ininterrumpida, crecimiento, atención esmerada y cuidadoso manejo presupuestal, todo ello bajo la premisa de cumplir de esta manera, con el mandato de amor y servicio que nos asiste como seres humanos.
Hemos crecido, trabajando bajo condiciones profesionales que nos permiten ofrecer un alto nivel de calidad a los residentes, un amable lugar de trabajo a nuestros servidores, y entregar, paralelamente, un aporte positivo a los hogares de los usuarios, a la sociedad y a la ciudad a la que pertenecemos.
Sentimos, sin lugar a dudas, la satisfacción del deber cumplido, basados en una cuidadosa gestión y en la entrega sin descanso para lograr las metas que nos hemos trazado.
Gracias a todos quienes nos han acompañado y puesto lo mejor de ellos mismos, para que, lo que nació desde el corazón de un gran ciudadano para multiplicar esa semilla del compromiso con los demás. Gracias también a quienes han creído en nosotros y nos han respaldado con la utilización de nuestros servicios.
Al congratularnos con estos 40 años de existencia, no podemos menos que evocar el recuerdo perenne, en primer lugar, de Germán Echavarría, y posteriormente de Lucia Olarte, su esposa, quien al cumplir con su legado, dieron comienzo a tan loable iniciativa; y a aquellos que ya se han ido y alimentaron con su presencia y sus aportes al desenvolvimiento del Hogar Vizcaya.
Evoco de manera especial a la Hna. Lilian, quien dueña de un alto grado de fraternidad y devoción, dio lo mejor de ella misma y entregó sus días al buen desarrollo de Vizcaya y al cuidado fecundo de nuestros residentes.
Que la mirada generosa de Dios continúe iluminando el camino de este maravilloso lugar.
Muchas gracias.

Diego Fernando Uribe Olarte
Presidente Junta Directiva en los 40 años del Hogar Vizcaya

→ ANIVERSARIO 40 DEL HOGAR VIZCAYA

Es increíble cómo pasan los años en medio del desarrollo de la vida cotidiana de los hogares. Cuarenta años hace que las Hermanas de San Antonio de Padua llegaron a la finca de los señores GERMAN ECHAVARRIA y LUCIA OLARTE, para hacerse cargo de una noble labor, sueño de estas dos excelentes personas, quienes se preocuparon del bienestar de las personas mayores, en el ocaso de sus vidas.
Las Hermanas Lilian López, Esneda Sepúlveda y Magdalena Postay, iniciaron la gran tarea de conformar una institución, para albergar personas mayores y darles un hermoso y caluroso último hogar.
Estos cuarenta años han estado colmados de bendiciones que han permitido su excelente desempeño, siempre con el acompañamiento de la Junta Directiva, conformada por descendientes de Don Germán y Doña Lucía. La hermana Lilian estuvo al frente del Hogar durante muchos años y luego vino a pasar sus últimos años de vida, en el que siempre fue su Hogar.
Los inicios fueron difíciles, pero rápidamente se logró posicionar el Hogar como uno de los mejores de la ciudad, con gran calor humano y mucho afecto hacia sus Residentes. Y es ese factor el que hace que el Hogar Vizcaya sea diferente a los demás. Las relaciones cercanas, el cariño y la camaradería que siempre nos inculcó la Hermana Lilian, como la GRAN MADRE de todos los que estuvimos cerca de ella. Paz en su tumba.
Cuarenta años corresponden al aniversario de Rubí. El nombre rubí, que deriva de la palabra Rubeus, rojo en latín, además de traducirse en sánscrito antiguo como “el rey de las piedras preciosas” y representa el amor, la emoción, el coraje y la pasión. ... Se la considera la piedra de la profecía.
Los rubíes son la personificación perfecta del rojo; cuando escuchamos la palabra rubí, de inmediato pensamos en un color rojo profundo y cuando imaginamos el rojo, vemos pasión, poder, fuego, sangre, emoción.
El rubí rojo es el color de la confianza, basada en la acción atrevida y la emoción, que son los sentimientos que han acompañado la labor de todas las personas que trabajan en el Hogar Vizcaya, o que lo han hecho en algún momento de sus vidas.
Durante estos primeros cuarenta años la pasión y la emoción han estado en el corazón de las Hermanas de San Antonio de Padua y especialmente en el de nuestra querida HERMANA LILIAN, quienes han dejado un gran legado al Hogar Vizcaya, a sus residentes, a sus empleados, a los familiares y en general a toda la gran Familia Vizcaya.
Agradezcamos a Dios Nuestro Señor por estos cuarenta años del HOGAR VIZCAYA y pidámosle la sabiduría necesaria para continuar con esta labor.

Patricia Zuluaga G. - 23 de Febrero 2022

→ OTRA VEZ NAVIDAD

Durante toda mi vida la navidad era esperada con gran alegría y expectativa. Los preparativos iban desde el paseo para buscar el árbol y recoger musgo y cardos para el pesebre, hasta la preparación de diversos cascabeles y panderetas nacidas de la creatividad de cada uno.
La familia extensa reunida, el compartir con vecinos y amigos, las novenitas al Niño Dios en una casa diferente cada día, la natilla, los buñuelos y las hojuelas, en fin una temporada colmada de viandas, risas y abrazos. El año anterior todo cambió y nuestra navidad fue diferente, en medio del temor, el aislamiento y la incertidumbre. Pero también adquirimos aprendizajes muy importantes para nuestras vidas.
Aprendimos a valorar la cercanía con nuestros familiares y amigos, los abrazos y gestos de ternura y cercanía, el valor de la salud y el bienestar integral, pero sobretodo y muy valioso, aprendimos a valorar las pequeñas cosas que hacen parte de nuestra vida cotidiana y nos la hacen más amena y feliz.
En esta navidad tratemos de vivir y disfrutar intensamente todos nuestros encuentros, manifestemos a quienes nos rodean el afecto que sentimos por ellos, abracemos más, celebremos la vida, seamos agradecidos por todo lo que Dios nos da y abramos nuestro corazón par que el Espíritu de la Navidad nos invada y lo irradiemos donde estemos.
Nuestra capacidad de adaptarnos a las situaciones del día a día, nos permitirá superar las dificultades actuales, siempre con la esperanza puesta en un futuro mucho mejor.

Patricia Zuluaga G.

→ 39 AÑOS

FUNDACION HOGAR VIZCAYA ANIVERSARIO 39/2021

En el contexto de la celebración de los 39 años de nuestro querido Hogar Vizcaya, agradecemos inmensamente a Dios Providente todas las bendiciones en la historia de estos años, llenas de alegrías, anécdotas, satisfacciones, trabajo en equipo, luces y dificultades que hacen parte de la vida del Hogar Vizcaya caracterizado por una vivencia familiar llena de paz, armonía y tranquilidad donde todos como familia compartimos y hacemos el mejor esfuerzo para lograr la meta que Dios quiere para cada uno de ser felices donde él mismo nos ha plantado.
Una vida sin celebraciones es una vida anodina, gris, asfixiada por la rutina. Una vida sin festividades es una vida sin razones para seguir caminando. Es por eso que en el Hogar Vizcaya nos preocupamos por celebrar todos los acontecimientos que nos unen como familia.
Nos complace contar con todos ustedes en cada paso, les damos las gracias a todos los Residentes y el equipo de apoyo y que compone este maravilloso Hogar y les extendemos un fraterno saludo con la esperanza de seguir manteniendo un vínculo tan nutritivo y continuar adelante con nuestra misión. Gracias A continuación queremos hacer un reconocimiento a los trabajadores que cumplen 25 años de servicio en este prestigioso Hogar Vizcaya y les damos infinitas gracias por su perseverancia, constancia, entrega, compromiso, fidelidad y dedicación en su arduo trabajo: Lucelly Suarez, Nelly Ocampo, Ancisar Muñetón y el Dr. Luis Horacio Gil.
Nuestras felicitaciones a los Residentes más antiguos Rosa Helena Rodríguez 27 años, Margarita Arroyave 22 años, Martha Flórez y Olga Ortega 20 años, Isabel Arango y Tere Lora 18 años y Doris Cifuentes 17 años. Gracias por su testimonio de vida.

Hna. Clara Cecilia Puentes Garzón
Directora

→ DIA DE LA MADRE

Estos dos últimos dos años ha cambiado nuestra forma de vivir y de celebrar los distintos acontecimientos de nuestras vidas.
El día de la Madre era la ocasión para reunir a toda la familia, alrededor de ese ser tan especial, que dedicó los mejores años de su vida, a cuidarnos con mucho amor y esmero.
Compartíamos alimentos especiales en un ambiente festivo y de gratitud para con ellas.
En este momento de pandemia, nos hemos tenido que conformar con video llamadas y en el mejor de los casos, con visitas a dos metros de distancia.
Cómo extrañamos su abrazo amoroso, su calor, su olor y en general su contacto.
Pero si queremos cuidarlas y protegerlas, así deberá ser por ahora. Ya vendrán otras oportunidades para darnos un estrecho abrazo y colmarlas de besos.
Nos alienta la esperanza de que así será y nuestro amor por ellas se fortalecerá, al ver la entereza con que han enfrentado estos espacios de separación de ustedes.
Un aplauso a nuestras mamás, así estén en el cielo como la mía.

Medellín, mayo de 2.021

Patricia Zuluaga Giraldo.
Coordinadora de servicios
Fundación Hogar Vizcaya

→ FUNDACIÓN HOGAR VIZCAYA – 39 AÑOS

Un nuevo aniversario del Hogar, treinta y nueve años de esta gran Familia Vizcaya, compartiendo vida, alegrías y a veces tristezas también. El aniversario treinta y nueve son las bodas de Ágata, roca dura y resistente, cuyas propiedades cálidas y protectoras, fomentan la seguridad y la autoconfianza y calman a quienes desean paz y armonía. Así mismo, el Hogar en todos estos años, ha tratado de constituirse en un lugar seguro para quienes optan por vivir en él, al tiempo que sus familiares pueden estar tranquilos, al saber que sus tesoros están en buenas manos y confiados en que tratamos de cuidar afectuosamente a nuestros Residentes, para brindarles una vida armónica.

Vivimos tiempos de grandes cambios, en que hemos tenido que reajustar la forma de enfrentar la realidad, para tratar de responder a estas situaciones determinadas por factores externos, flexibilizando nuestro pensamiento e improvisando en el día a día, como una forma creativa de afrontar esta nueva realidad. Gracias a Dios contamos con espacios amplios y hermosos, que han posibilitado que los Residentes den cortos paseos, sin tener que salir del Hogar, lo cual ha mitigado un poco la sensación de encierro.

Hemos continuado realizando la mayoría de las actividades y muchas celebraciones, para tratar de darles la sensación de que la vida sigue, que continuamos alimentando la esperanza de que todo va a mejorar y podremos rescatar nuestras rutinas anteriores, con la experiencia de esta situación de pandemia, que nos ha llevado a resignificar la vida, a valorar el contacto con las personas significativas y a apreciar la maravilla de todas las cosas sencillas, que a diario ocurren a nuestro alrededor.

Con la ayuda de Dios nuestro Señor, vamos a continuar con esta gran labor de cuidar los tesoros de nuestra gran Familia Vizcaya, dinamizando sus vidas y proporcionándoles un hogar amoroso y armonioso donde puedan vivir esta etapa de sus vidas, siempre con el entrañable y necesario acompañamiento de los familiares, tan importante para todos.

Gracias Familia Vizcaya por compartir estos treinta y nueve años de vivencias.

Patricia Zuluaga Giraldo.
Psicóloga
Fundación Hogar Vizcaya

→ VIVENCIA ESPIRITUAL EN EL HOGAR VIZCAYA

El Hogar Vizcaya desde sus inicios en el año 1982, ha tenido como uno de sus ejes “la vida espiritual” de sus residentes, de las Hermanas de la Congregación de San Antonio de Padua, que lo acompañan desde entonces, e igualmente de las personas que aquí prestan sus servicios como trabajadores y personal voluntario.

En este ambiente familiar está al centro “La Eucaristía” diaria. Bien lo manifestó San Juan Pablo II “La Iglesia vive de la Eucaristía”; entonces en el Hogar Vizcaya el primer alimento que toman nuestros residentes es El Cuerpo y La Sangre de Cristo.

Además de celebrar la Navidad, el Año Nuevo, la Semana Santa, la Fiesta de San Antonio de Padua, entre otras celebraciones, es fantástico contemplar cada día las maravillas de Dios en su Iglesia, en la que Él nos ha puesto y nos ha confiado una misión.

En el transcurrir de la existencia se hace necesario revivir y recordar tanto los momentos personales, como también experiencias positivas de otras personas, que nos ubican en el tiempo y el espacio. En la programación semanal del Hogar Vizcaya, los residentes tienen momentos para retroalimentar su vida espiritual. Todas las semanas en la “charla de espiritualidad”, ellos ponen su vida en las manos y en la voluntad de Dios, a ejemplo de tantos bautizados que han sido y son discípulos suyos.

Estas actividades facilitan su acompañamiento y contribuyen a fomentar la unidad de la familia de cada residente.

El Hogar Vizcaya es la gran familia en la que se vive el cuarto mandamiento: “Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar” (Éxodo 20,12). A ejemplo de Jesús de Nazaret: “Vivía sujeto a ellos” (Lucas 2,51). El apóstol San Pablo nos dejó una gran enseñanza: “Hijos, obedezcan a sus padres en el Señor; porque esto es justo. ‘Honra a tu padre y a tu madre’, tal es el primer mandamiento que lleva consigo una promesa: ‘para que seas feliz y se prolongue tu vida en la tierra’ ” (Efesios 6, 1-3).

Durante estos casi 40 años, el Hogar Vizcaya procura vivir en ambiente de familia. La familia cristiana es una común unión de personas. Es una comunidad de fe, esperanza y caridad. La oración cotidiana, la lectura y escucha de la Palabra de Dios fortalecen la caridad. Estas realidades son vitales en la familia Vizcaya, porque para el adulto mayor es imprescindible el calor de hogar.

Padre Pedro Muñoz

Capellán Hogar Vizcaya

→ LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN EN SALUD

Quisiera compartir algunas ideas importantes sobre la principal estrategia que tenemos para mantener un buen nivel de salud: LA PREVENCION.

Prevención: Del griego prever, cuidar –anteponer.

Las primeras causas de morbimortalidad en la población general son las enfermedades cardiovasculares, seguidas por el cáncer y los accidentes (el trauma de todo tipo).

En la cuidad de Framigham (Nueva Inglaterra al noreste de los Estados Unidos), se está realizando un estudio observacional por más de 50 años, definiendo diferentes parámetros que, medidos y controlados adecuadamente, pueden tomarse como referencia para la población mundial, permitiendo tomar decisiones específicas para orientar y tratar a la comunidad y así lograr un buen nivel de salud.

El índice de Framigham, evalúa la edad, el género, los antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, el hábito de fumar, hipertensión arterial, diabetes mellitus, nivel del Colesterol total y Colesterol LDL (proteína lipídica que se adhiere a la pared de las arterias, obstruyéndolas). Se hace una sumatoria de los factores y se puede clasificar el riesgo, como bajo medio y alto de presentar un evento cardiovascular catastrófico, infarto agudo del miocardio o un accidente cerebrovascular.

Este riesgo se puede calcular a 10 - 15 o 20 años.

El chequeo médico de rutina permite clasificar el riesgo cardiovascular a futuro y es básico para tomar decisiones trascendentales para la salud.

Se presentan riesgos no modificables como:
• Edad,
• Género y
• Antecedentes familiares.
Los otros riesgos se pueden intervenir medicamente con fármacos y cambiando hábitos de vida:
• Dejar de fumar
• Ejercicio físico de rutina 150 a 300 minutos por semana (70% aeróbico y 30% fuerza) y
• Dietas bajas en grasas en azucares refinados y harinas.

Se Sabe que con la coyuntura actual de la epidemia por Coronavirus “Covid/19”, tener comorbilidades hace que exista un riesgo alto de complicaciones. Por esto el mantener al paciente mayor muy bien controlado es básico, no solo desde el punto de vista cardiovascular, sino respiratorio (en caso de enfermedad pulmonar obstructiva crónica), hipotiroidismo, enfermedades autoinmunes (Artritis reumatoidea, lupus, síndrome de Sjogren, etc.), entre otros. Estamos cuidando nuestros residentes con aislamiento estricto, e instrucciones precisas para nuestro personal con un protocolo práctico y confiable.

El sacrificio para los residentes de no ver a sus familias y del personal con periodos tan largos de trabajo vale la pena y estamos preparados para la prevención y el manejo de la enfermedad.

Luis Horacio Gil M.D

Médico Hogar Vizcaya

→ ¿NUTRIENTES MÁGICOS PARA EL COVID 19?

En este momento de pandemia por el coronavirus, del que se espera nos contagiemos entre el 70% y 80% de la población mundial, aunque solo el 5% serán casos críticos, aparecen en todos los medios y las redes sociales, los remedios para “evitarlo”. Pero lo cierto es que, para no contraer el virus, solo sirven los cuidados que cada uno de nosotros tenga en su comportamiento diario. Sin embargo, sí se debe tener el conocimiento de que, en la medida en que tengamos un cuerpo sano, estaremos más preparados para enfrentar el efecto del virus en nuestro organismo.

De acuerdo con el comportamiento del contagio en lo que va y a lo largo de los diferentes países, ya se sabe con certeza, que los mayores riesgos de complicación de la enfermedad y de muerte, están relacionados con personas que presentan:

• Enfermedades crónicas (hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y coronarias, diabetes, etc.) o infecciones como el HIV.

• Obesidad o sobrepeso, con mayor riesgo en los hombres.

• Ser adulto mayor (que en muchos casos tienen alguna enfermedad crónica).

• Asmáticos y fumadores.

• Adultos con enfermedades autoinmunes.

• Desnutrición.

Las tazas de mortalidad son variables incluso dentro de un mismo país y solo el tiempo proporcionará información más certera.

Por ello entonces, ¿cómo debemos fortalecernos para que nuestro sistema inmune responda mejor y quizá ni percibamos que tuvimos la enfermedad? La respuesta es, teniendo un estilo de vida saludable, y en ello está incluido un peso acorde a nuestra edad, talla y actividad, ejercicio regular que mejore y mantenga nuestra masa muscular (que ayuda a regular la respuesta inmune) y una alimentación balanceada.

La alimentación balanceada, es aquella que nos proporciona la energía necesaria para las actividades diarias de la vida y que incluye todos los grupos de alimentos que nos brindan los nutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos vitaminas y minerales), necesarios para que se dé un adecuado funcionamiento de todo el organismo.

Algunos nutrientes sí ayudan más a que el sistema inmune responda mejor y por ello siempre deben estar presentes en nuestra alimentación. Por ejemplo, las proteínas contenidas en las carnes (rojas, pollo, pescado y mariscos), los lácteos y los huevos, las vitaminas como la A, la C, la D, la E y algunas del complejo B, que se encuentran mayormente en frutas, verduras, huevos, carnes y granos y minerales como el zinc y el selenio (contenidos en carnes rojas, mariscos, huevos, verduras granos y nueces entre otros) y las grasas omega 3 que se encuentran especialmente en pescados como el salmón, el atún o la trucha.

En resumen, ¿qué hacer para fortaleces nuestro sistema inmune?

 Alimentarse saludablemente.

 Consumir al menos 5 porciones entre frutas y hortalizas al día.

 Elegir el consumo de leguminosas y productos integrales preferiblemente.

 Productos lácteos ojala bajos en grasa.

 Moderado consumo de grasas animales (chicharrón, carnes gordas en general).

 Evitar alimentos procesados y comidas rápidas.

 Procurar mínimo consumo de dulces y azucares.

 Hacer ejercicio regular (al menos 3 veces por semana, durante 30-45 minutos), incluidos ejercicios de fuerza (hay de todo tipo en redes sociales).

 Mantenerse bien hidratado.

 Tomar diariamente al menos 15 minutos de sol (activa la vitamina D).

 Mantener un peso saludable, especialmente en este momento de menos actividad.

 Hacer meditación si es de su gusto y le da tranquilidad.

 Dormir bien y suficiente (entre 7-8 horas).

"La alimentación por sí sola, no evita o cura el coronavirus".

María Esperanza Ossa B.

Nutricionista Dietista U.J.

→ PANDEMIA Y DIA DE LA MADRE

Nunca, ni en mis peores pesadillas imaginé vivir una situación como la actual. Había leído sobre epidemias, pestes, gripes que afectaban países y hasta continentes, pero nunca pensé una de esta magnitud. Las veía lejanas, ajenas y hasta novelescas.

Pero… así como hemos sido testigos de grandes avances tecnológicos y científicos, también lo hemos sido de nuestro poco cuidado con nuestra Madre Naturaleza, a la que hemos explotado y lastimado incansablemente.

También hemos presenciado, como la velocidad de los acontecimientos ha hecho que nos viéramos cada vez menos con nuestros seres queridos y las comunicaciones se redujeron a mensajes por redes sociales; desaparecieron los abrazos, las conversaciones alrededor de un vino o un café y las comidas en familia. Ya no había tiempo para COMPARTIR.

Vivíamos una vida tan acelerada, que a duras penas había tiempo para lo de afuera y empezamos a descuidar todo lo interior. Las emociones, las expresiones de afecto, el acompañamiento, la compasión, la piedad, la espiritualidad. Y aparecieron entonces las ideas creativas que encontraban soluciones a nuestra falta de tiempo para dedicar a los demás.

Y así iba pasando la vida en un corre – corre, donde el trabajo y lo material ocupaban la primera línea de atención y las redes sociales y el internet absorbieron el resto del tiempo.

Y llegó un virus, hasta con bonito nombre, que nos hizo frenar a la fuerza, el cual no hemos podido acabar de conocer ni entender, que nos cambió por completo la vida y nos obligó a poner pausa, en nuestro precipitado trasegar.

Nos costó reconocer y aceptar su gran alcance y peligrosidad.

Pero aquí estamos, tratando de comprender, de asimilar y comulgar con esta nueva situación, que con mucho, nos ha dado la oportunidad de repensarnos, de sopesar el valor de las personas que nos rodean, de dimensionar la importancia del tiempo, de considerar a los seres humanos como personas, no como objetos a nuestro servicio, de ponernos en el lugar del otro, de considerar, servir, ayudar y solidarizarnos.

Esta pandemia nos dará la oportunidad de reconstruirnos como personas, de cambiar nuestra relación con la naturaleza, de ser más espirituales, de entender que el dinero es tan sólo un medio y que, por más adelantos científicos y tecnológicos que tengamos, hay más allá un orden superior, que nos sacude para hacernos reflexionar acerca de lo que hacemos con nuestras vidas. Que Jesús acompañe nuestros pasos y nos dé el valor y la fuerza necesarios para enfrentar este reto.

Y a propósito del mes de mayo y el día de la Madre, también esta contingencia nos ha obligado a relacionarnos de distinta manera. Añoramos esos contactos familiares amorosos y divertidos. Y así será con el día del padre, los cumpleaños y demás celebraciones. Aprendamos a celebrar en la distancia pero cercanos de corazón y a valorar la familia y lo que a su interior vivimos.

Tanto que nos insistían en casa en la importancia de vivir con valores. Con palabras, pero sobre todo con el ejemplo, nos enseñaron a compartir, a respetar a los demás, a ser responsables de nuestra propia vida, a dimensionar la responsabilidad de nuestros actos, a ser honestos, caritativos, bondadosos, afectuosos, en fin, los valores que los caracterizaban y que trataron de inculcarnos con abnegada paciencia. Para nuestras mamás siempre fue normal compartir los días, las labores y actividades de la vida diaria con nosotros. Eran Ellas quienes comandaban cariñosamente la cotidianidad de la convivencia en unidad y cercanía.

Gracias MAMÁS por cuidarnos, protegernos, enseñarnos y amarnos incondicionalmente.

Ojalá salgamos muy fortalecidos de esta experiencia y vigoricemos nuestros lazos de unión y hermandad.

Un gran abrazo en la distancia.

Patricia Zuluaga G.

Psicóloga del Hogar Vizcaya

→ HOGAR VIZCAYA 2020 - 38 AÑOS DE EXISTENCIA

La celebración de los 38 años de vida, hace pensar en una etapa de adultez, donde se trata de hacer las cosas con mayor mesura, pero con mucha cercanía. Treinta y ocho años de lucha por ser un buen hogar que brinda calor de casa a toda la familia, especialmente a sus Residentes.

Intentando superar limitaciones y dificultades para ser eficiente en sus propósitos y eficaz en los resultados.

Tratando de mejorar cada día los servicios, a veces sin lograrlo satisfactoriamente.

Pretendiendo vivir en una gran familia con las menores dificultades posibles y en un ambiente fraterno y acogedor, aspirando a optimizar las condiciones de vida de nuestros Residentes, razón de ser de nuestra Fundación.

Pero la lucha es día a día y no descansaremos en el empeño de corregir las fallas y llegar a brindar una experiencia satisfactoria para nuestros Residentes y sus familiares, quienes los confiaron a nuestro cuidado.

Ambicionamos llegar a ser la mejor alternativa posible para las personas que deciden ser parte de esta gran familia, con la convicción de que este HOGAR no son las paredes ni los muebles, ni las comodidades que se tienen, sino el calor que se vive en su interior, el amor que nos une y el cariño y afecto que caracteriza nuestra convivencia.

Este aniversario 38 corresponde a las bodas de JADE. Esta piedra simboliza el conocimiento y la buena fortuna, ha sido considerada una piedra sagrada por antiguas culturas, por ejemplo en la antigua China se utilizaba mucho un jade para hacer altares y rituales, llegándose a encontrar en las tumbas de las personas chinas de alta jerarquía.

La piedra de jade se supone, ayuda a desarrollar la capacidad de querer saber más, conocer más y buscar sabiduría; dicen que favorece el amor y las relaciones duraderas, atrae las buenas energías y otorga equilibrio emocional y salud en general.

También existe la planta de JADE, a la que le atribuyen la capacidad de atraer la buena fortuna.

Encontramos algunas coincidencias con las propiedades de esta piedra y esta planta, en el sentido de que buscamos preservar la salud integral de nuestros residentes y cuando llega un nuevo integrante a esta familia, luchamos por que la relación sea de mucho amor y de larga estancia.

Rogamos a Dios nos acompañe siempre en esta lucha y nos permita proporcionar este servicio con gran alegría, humanidad y humildad.

Patricia Zuluaga G. Coordinación de Servicios

→ ANIVERSARIO 37 DEL HOGAR VIZCAYA

Celebrar los treinta y siete años de existencia del Hogar Vizcaya, constituye para nosotros una oportunidad de confrontar nuestro propósito inicial, con los resultados obtenidos en este largo tiempo.

Nuestro compromiso ha sido velar por la salud integral de nuestros Residentes, mediante actividades que garanticen la conservación de su autonomía física y mental, la motivación a la presentación de sus relaciones interpersonales y el continuo llamado a vivir una vida con significado y sentido.

Dentro de este macro propósito, hemos tenido muchos logros y continuamos buscando la manera de ser mejores cada día como institución, evaluando continuamente nuestros servicios, con su valiosa ayuda y proponiendo alternativas que nos ayuden a prestar un servicio de calidad y con mucho calor humano.

Estas bodas de piedra nos recuerdan el compromiso de ser una fuerte estructura, fundamento y cimiento en la construcción de este sueño de ser una gran familia para todos los que aquí habitamos.

Los alquimistas buscaban la piedra filosofal de la sabiduría, con la cual se podrían transformar los metales no preciosos en oro, se conseguiría la cura de las enfermedades y la devolución de la juventud. Ni ellos ni nosotros la hemos encontrado, pero sí hemos logrado ofrecer a nuestros Residentes la dinamización de sus vidas con actividades útiles y divertidas, en un amoroso ambiente de familia, donde lo más importante para nosotros es su bienestar integral.

Patricia Zuluaga G. - Coordinadora de Servicios Gerontológicos

→ ANIVERSARIO 36 DEL HOGAR VIZCAYA

En el Hogar Vizcaya estamos celebrando treinta y seis años de existencia. Durante este tiempo han sido parte de Él muchísimas personas, que han dejado hermosos y tiernos recuerdos, así como divertidas anécdotas.

Cuántas historias de vida se han terminado de escribir en estos recintos, que acogen amorosamente a quienes optan por vivir en ellos, terminando por conformar una gran Familia a manera de un agregado de cristales muy fuerte, así como en la estructura del pedernal, que precisamente son las bodas que este año estamos celebrarando.

Otra característica del pedernal es su capacidad para encender fuego y dar calor y en nuestro Hogar el calor humano es una de nuestras fortalezas, que hace que no sólo nuestros Residentes se sientan integrantes de esta familia, sino también quienes nos vinculamos con fuertes lazos de afecto a esta Institución.

Son treinta y seis años de durabilidad y resistencia, que según la Biblia son también características del pedernal. (Is. 5:28; 50 – 7; Ez 3 – 9).

Para nosotros lo más importante es haber sido y seguir siendo respuesta y soporte para tantos seres humanos que confían en nosotros y dejan a nuestro cuidado sus más preciados tesoros: SUS FAMILIARES MAYORES.

Que Dios Nuestro Señor continúe guiando nuestros pasos y con la intercesión de: Nuestra Madre de la Merced, San Antonio de Padua y La Madre Antonia Cerini, podamos continuar esta grata y satisfactoria labor de ser gran Familia para todos los que decidan aunarse a ella.

Gloria Patricia Zuluaga - Psicóloga Hogar de Vizcaya

→ Cuidadores

Cuando nuestros Residentes tienen muy comprometida su autonomía física o mental, o ambas, requieren un cuidado especial, a veces sólo durante el día y en otras oportunidades también durante la noche.

Estos especiales cuidados los proporcionan personas que tienen como profesión la atención individual a estas personas. Por definición, cuidador es quien cuida y cuidar es poner atención y esmero en algo que se hace y Ellas, en general, lo hacen muy bien.

Algunas son auxiliares de enfermería, otras auxiliares de gerontología y otras, han aprendido de la experiencia que han ido acumulando a lo largo de su vida laboral. Pero el común denominador en todas nuestras cuidadoras, es el respeto por el Residente que acompañan, su dedicación, su ternura, su delicadeza y su amoroso cuidado.

Desde el aseo personal de su Residente, hasta el acompañamiento y ayuda en las actividades planeadas por el hogar, pasando por su discreto y coqueto maquillaje, su peinado, su preocupación por combinar muy bien sus trajes y accesorios para mantenerlas siempre como unos verdaderos “postres”.

Siempre dispuestas a aprender nuevas cosas que mejoren su desempeño, asisten entusiasmadas a las capacitaciones organizadas por el Hogar, dentro y fuera de él. Estos personajes son muy importantes para nosotros y constituyen una gran ayuda en la atención a nuestros Residentes. Para los familiares son las personas en quienes ellos depositan la confianza y responsabilidad de atender a sus queridos Padres, Tíos, Hermanos, etc.

Como no se ha designado un día especial para reconocerles su excelente labor, el Hogar ha decretado el día 16 de Agosto, para celebrar a partir de este año, EL DÍA DEL CUIDADOR.

Gracias por apoyarnos en nuestra labor y por hacerlo generosa y amorosamente.

Patricia Zuluaga G.

Coordinadora de Servicios Gerontológicos

Agosto 08 de 2.017

→ Mitos en la alimentación

¿Alimentos buenos y malos?

FALSO: 

No hay alimento perfecto y completo, ni tampoco hay un alimento perjudicial.

El conjunto y la variedad son los que determinan que exista una dieta sana y equilibrada.

Las cantidades y porciones adecuadas a la condición de cada individuo, determina que se mantenga un peso saludable.

El agua es un nutriente, que no aporta calorías.

Por tanto no engorda ni adelgaza si se toma antes, durante o después de las comidas.

Además, es una fuente importante de minerales y electrolitos y es un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.

¿Que hay del agua?

El agua es un nutriente, que no aporta calorías.

Por tanto no engorda ni adelgaza si se toma antes, durante o después de las comidas.

Además, es una fuente importante de minerales y electrolitos y es un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.

Imagen1

→ Hogar Vizcaya 35 años

Los resultados del estudio Misión Colombia Envejece de la Fundación Saldarriaga Concha y Fedesarrollo, evidencian el gran incremento de personas mayores en nuestro País.

Para el año 2.015 Colombia contaba con 5.2 millones de personas mayores de 60 años y 670.000 personas mayores de 80 años.

Para el 2.050 se espera que 14 millones de personas serían mayores de 60 años y 3.1 millones mayores de 80 años.

Cada día se hace más necesaria la creación de Centros día y Hogares de corta y larga estancia, que alberguen a personas mayores que por múltiples razones no pueden ser atendidas y acompañadas por sus familiares.

La brecha intergeneracional que separa abuelos y nietos, el trabajo de ambos miembros de la pareja, la disminución de actividades y contacto social, la necesidad de cuidados especiales por pérdida de autonomía física y/o mental, son algunas de dichas razones que nos hacen pensar en instituciones especializadas en el cuidado de estas personas.

Cuando nos damos a la tarea de incursionar en el mercado para buscar albergue para nuestras personas mayores, encontramos una serie de Hogares algunos hermosos, otros muy lujosos y otros no tanto, los cuales coinciden en ofrecer de acuerdo a su estatus: alojamiento, alimentación, arreglo de ropa, además del acucioso cuidado de enfermería y algunas actividades recreativas.

Esto se constituye en una buena alternativa de vida para las personas mayores, que pueden compartir allí con personas de su misma edad, ser atendidos por personal idóneo y dar tranquilidad a los familiares.

Vivimos en una sociedad que poco valora la experiencia y sabiduría de los mayores, desconociendo el gran aporte que hicieron a nuestro País, traducido en la creación de negocios familiares, obras sociales y tradiciones parentales que aún hoy nos sustentan y hacen parte integral de nuestra cultura.

El Hogar Vizcaya desde hace ya 35 años, ofrece una alternativa diferente a esta población envejeciente, pues además de los servicios en que coincidimos con otros Hogares, le apostamos a una propuesta diferente:

Dinamizar la vida de las personas que llegan a formar parte de esta familia, posibilitándoles bienestar biológico, psicológico, social y espiritual, acompañándolos en el proceso de envejecimiento, con la participación activa de Residentes, Usuarios del Centro día, Familias y Equipo de trabajo.

Con esto pretendemos además, hacer un homenaje a estos personajes que nos dieron su vitalidad, dedicación y amoroso cuidado durante tantos años, buscando que fuéramos buenas personas que aportáramos positivamente a esta sociedad.

Para ello implementamos una serie de actividades, vivencias y experiencias, que motivan a nuestros residentes a pensar, que al Hogar Vizcaya se viene a seguir viviendo y a participar activamente tanto en el entorno familiar como en el social.

Además tenemos el privilegio de contar con instalaciones amplias y hermosas, que junto con la variada naturaleza verde y florida, ayudan al disfrute de todos los que tenemos el gusto de estar, trabajar o visitar este acogedor hogar.

En la parte biológica contamos con atención en Medicina, enfermería, Fisioterapia y nutrición.

Desde Medicina se hace atención de lunes a viernes de acuerdo a remisiones y necesidades. Se mantiene comunicación continua con médicos tratantes externos.

Enfermería presta servicio las 24 horas, con atención básica y acompañamiento permanente al interior del Hogar.

Servicio de Fisioterapia con atención individual de acuerdo a remisiones tanto de médicos externos, como del médico del hogar y grupal con gimnasia de lunes a sábado e hidroterapia dos veces a la semana.

En la parte Nutricional ofrecemos planeación y ejecución de programas de promoción y prevención de la salud nutricional, mediante asesoría individual, elaboración de minutas y dietas a necesidad.

Desde Psicología Gerontológica, hacemos acompañamiento a nuestros Residentes y Usuarios del Centro día, tanto en el área emocional, como afectiva y cognitiva. Para ésta última, realizamos mantenimiento de funciones cognitivas tres veces por semana, con el fin de mantener activo el cerebro y que las neuronas realicen una buena gimnasia mental.

En el área social posibilitamos la participación en actividades grupales al interior del hogar, con grupos externos y encuentros intergeneracionales, además de salidas culturales y recreativas.

Muy importante el aporte Espiritual, con Capellanía, Eucaristía diaria, acompañamiento espiritual de parte de las Religiosas de San Antonio de Padua y celebración de todas las fiestas de la Iglesia.

Medellín Febrero 23 de 2.017

→ La fragilidad: síndrome importante en el viejo

Definimos como fragilidad a un grupo de problemas desde el punto de vista físico y con pérdidas de la capacidad y la autonomía, que hacen que un individuo se vuelva más vulnerable a las patologías y a las amenazas medioambientales.

Es un deterioro de las reservas fisiológicas, con baja respuesta al estrés y poca capacidad de recuperación.

CARACTERISTICAS CLINICAS:

Disminución de peso: Mayor del 5% del peso corporal.

Fatigabilidad, Falta vigor y resistencia; Falta de fuerza.

Debilidad: Disminución de la fuerza de agarre.

Disminución de la velocidad para caminar: Mayor de 7 segundos para 15 pasos.

Disminución general en toda actividad física y de sus destrezas previas.

Poca habilidad y no pueden cuidar de sí mismos.

Alteraciones cognitivas: Perdida de memoria.

→ Treinta y cuatroavo aniversario Hogar Vizcaya

Un extraordinario deseo de servir a los demás, aún después de partir a otras dimensiones, fue el sello que marcó la estirpe de los “Echavarría”. Uno de ellos, don Germán y su esposa doña Lucía Olarte, fueron visionarios al pensar que en esta Colombia envejeciente, iba a ser cada día más urgente la creación de hogares especializados para la atención de personas mayores, que atendieran sus necesidades y satisficieran sus expectativas de vida.

Hace ya 34 años su sueño de que su hermosa casona fuera un amoroso Hogar para Otros, se ha hecho realidad con el Hogar Vizcaya, que ha venido haciendo historia y siendo parte de la vida de tantos y tantos residentes que han pasado por sus aposentos.

Con una mirada diferente respecto a la institucionalización de personas mayores, el Hogar Vizcaya ha tratado durante estos 34 años, de configurar un modelo de atención basado en una vida de familia, trabajando por la preservación de la autonomía de los Residentes, mediante un enfoque gerontológico que les permita dinamizar su vida.

La salud integral es nuestra prioridad; por ello establecemos actividades encaminadas a mantener y preservar los aspectos biológicos, psicológicos, sociales y espirituales, en medio del disfrute de los hermosos espacios naturales que tan generosamente fueron donados para su bienestar.

Gracias a los Donantes, a la Junta Directiva, a la Comunidad de San Antonio de Padua, a los Empleados, al Voluntariado, Colaboradores y Amigos, muy especialmente a los Residentes que han dado vida a esta obra y a todos los que han creído, creen y creerán en nosotros, pero sobre todo gracias a Dios por permitirnos ser parte de este gran sueño hecho realidad.

Patricia Zuluaga G.

Coordinadora de servicios Gerontológicos

→ Eres tu una buena persona?

Las personas buenas saben madrugar con el sol, saludan con amor cada amanecer; están alegres, activas y optimistas; hablan poco y con sencillez; no hablan mal de nadie; elogian, estimulan y sirven sin interés, tienen para los demás un buen deseo; no hablan de sí mismos, saben perdonar, no maldicen, no mienten, no engañan, no exageran, ni tergiversan.

Las personas buenas procuran ser pacientes y humildes; hacen algo por la felicidad de otros, conceden la razón y no disputan; reconocen sus errores y sus limitaciones; no se creen sabios ni poderosos, ni mejores que los demás; no humillan, ni acusan, ni subestiman, ni censuran la moral ajena.

Las personas buenas son sinceras, leales y agradecidos; no revelan secretos ni propios ni ajenos; no ridiculizan, ni maltratan; saben mirar y sonreír como los niños; no ponen acechanzas ni subyugan, no gritan ni amenazan; saben usar sus manos solo para aliviar, enseñar y bendecir.

Las personas buenas tienen la capacidad de compartir su vida con los demás. Son gente honesta, tanto en las palabras como en los hechos; son sinceros y compasivos, y siempre se aseguran de que el amor forme parte de todas las cosas que hacen.

Las personas buenas tienen la capacidad de brindarse a los demás y ayudarlos frente a los cambios que enfrentan en la vida. No temen mostrarse vulnerables; creen en su singularidad y están orgullosos de ser lo que son.

Las personas buenas se permiten el placer de acercarse a los demás y preocuparse por su felicidad. Han llegado a comprender que es el amor lo que marca toda la diferencia en la vida.

Las personas buenas no dicen todo lo que saben; aprecian a los demás y cuanto hacen, no son avaros ni envidiosos; actúan con serenidad y con decoro; se adaptan a todo y a todos, no hacen chismes, saben callar y no se meten nunca en vidas ajenas; aman a su cónyuge y son fieles; en la prosperidad no se envanecen, y la desgracia no los abate, porque saben hacer la voluntad del Padre, cualquiera sea la idea o creencia que tengas de Él.

→ Fundacion Hogar Vizcaya cena de navidad 2015

Querida familia Vizcaya ¡Bienvenidos a esta cena fraterna!

Nuevamente nuestro Dios de la vida y de la historia nos permite encontramos para celebrar la Navidad de este año 2015, con gran alegría en torno a la mesa para este encuentro fraterno que nos une, nos congrega y nos hermana y de esta manera celebrar el cumpleaños de Jesús en compañía de nuestros queridos residentes, familiares, voluntarias y amigos de este Hogar.

Muchas gracias por su presencia en el compartir y comer en familia, como cristianos, como conviene a hijos de Dios que saben y confiesan que el Padre del cielo es quien nos da el pan nuestro de cada día.

Comer es una necesidad de nuestro organismo. La auténtica tradición judeocristiana le encontrará a la necesidad orgánica de comer una forma que satisface los tres niveles: el orgánico, el social y el cristiano: comer en familia. Es casi un sacramento, vale decir, una forma de hacer presente a Jesús resucitado en medio de nosotros. Comer en familia, al menos una vez al día, eleva esa necesidad material de comer a un acto social y cristiano; se convierte en una sinfonía de arpegios y melodías prácticamente celestiales en este contexto de la Navidad.

Comer en familia: No se trata ya de un acto privado y egoísta de engullir rápidamente alimentos como quien en contados minutos llena el tanque de su automóvil, sino de poner en artística ejecución a la orquesta más humana y divina que haya creado Dios: la familia. El comedor era y debería volver a serlo, el lugar más importante de la casa. El centro del hogar, que recoge bajo un mismo techo y alimenta con un mismo pan a todos los miembros de una familia. La vida moderna, con sus distancias entre oficina, colegio y hogar; sus múltiples faenas y ruidos, su caótica escala de intereses, acaba con el comedor, con la comida en familia y lamentablemente, va acabando hasta con la familia.

Todos sentados al tiempo, sin afanes, sin radio ni televisión. Por supuesto, sin estar pendientes del teléfono, ni de las redes sociales o del WhatsApp, sin partidos de fútbol, prensa ni revista que distraigan la atención ni el ritmo de la vida en familia. La vida en familia da seguridad a los hijos, los aparta de los vicios y las malas compañías, les ayuda a despejar sus dudas religiosas y morales, les compensa las fatigas del día. Recuerden cómo fuimos educados los que ya peinamos canas. Comimos juntos y crecimos juntos. Al calor de los "viejos" bebimos tradiciones, cultura y amor. Comimos y oramos juntos antes de lanzarnos a la vida, como hombres, a cumplir la misión que nos asignó el Señor.

En nombre de las Hnas. de San Antonio de Padua y de todo el equipo de trabajo de nuestro querido Hogar les doy la más cordial bienvenida a esta cena fraterna y los invito a que la disfrutemos y le demos gracias a Dios por estos espacios de compartir en familia.

Les deseo a todos con mucho cariño una Feliz Navidad 2015 y un año nuevo lleno de muchas bendiciones. Nuevamente bienvenidos a la cena Navideña. Muchas gracias.

Hna. Clara Cecilia Puentes G.

Directora

→ El amor

Un hombre de edad avanzada vino a la clínica donde yo trabajo para hacerse curar una herida en la mano.

Tenía bastante prisa, y mientras se curaba le pregunté qué era eso tan urgente que tenía que hacer. Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí.

Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un Alzheimer muy avanzado. Mientras acababa de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.

No, me dijo. Ella ya no sabe quién soy. Hace ya casi cinco años que no me reconoce.

Entonces le pregunté extrañado:

Y si ya no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas? Me sonrió y dándome una palmadita en la mano me dijo: "Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella".

Tuve que contenerme las lágrimas mientras salía y pensé:

"El verdadero amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico. El verdadero amor es la aceptación de todo lo que el otro es, de lo que ha sido, de lo que será y de lo que ya no es"

→ La sarcopenia

Viene del griego “sarx” carne, “penia” perdida. Es la perdida degenerativa de la masa muscular y de la fuerza muscular. Esta perdida tiene que ver con la edad y con el sedentarismo. Un adulto mayor con sarcopenia es más propenso a sufrir fracturas y pérdida de la capacidad funcional. Esto lo lleva a tener una mayor dependencia para las actividades de la vida diaria y básicas cotidianas, desmejorando notablemente su calidad de vida.

Hay mucha gente que piensa que la práctica deportiva es solo para jóvenes. Pero en cualquier etapa de nuestra vida es importante tener músculos sanos y fuertes. Y es el ejercicio la mejor forma de retardar y evitar la aparición de la Sarcopenia. La actividad física conseguirá mantener nuestro metabolismo activo y conseguir mayor masa muscular en detrimento de la grasa que se reducirá. Si se practica el deporte disminuye el riesgo de tener problemas óseos. Y es que la SARCOPENIA hace que nuestro esqueleto sea más frágil por la perdida de masa muscular.

Hay que resaltar que cualquier plan de ejercicios debe hacerse con supervisión profesional para evitar efectos no deseados.

YENNY POLANIA ABADIA FISIOTERAPEUTA. FUNDACION HOGAR VIZCAYA.

→ Hogar Vizcaya - Aniversario #33

Se acerca un nuevo cumpleaños y en el Hogar Vizcaya nos preguntamos si hemos alcanzado las metas que habíamos trazado, para cumplir la misión de dinamizar la vida de quienes constituyen el eje central de nuestro diario quehacer: LOS RESIDENTES.

Durante estos 33 años de existencia del Hogar, La Junta Directiva, Las Hermanas, los Empleados y el Voluntariado, nos hemos esforzado por proporcionar las condiciones necesarias para que los Residentes se sientan en su casa, con todo y las implicaciones que la convivencia conlleva, pero con la convicción de que mediante un mejoramiento continuo, podremos proporcionarles un acompañamiento respetuoso y cariñoso, que aporte a su bienestar integral.

Hemos y seguiremos haciendo historia en esta gratificante tarea de apoyo a nuestros viejos.

Entre el 24 y 26 de febrero de 2015, compartiremos la celebración de este aniversario.

Patricia Zuluaga G.

Coordinadora de Servicios Gerontológicos

→ Las demencias un camino difícil de recorrer. (parte 1)

A lo largo de la vida una de cada 10 hombres y una de cada 5 mujeres, desarrollaran demencia.

El envejecimiento mayor de la población general por el aumento en la expectativa de vida, nos mostrará un incremento muy importante en el número de casos.

Para lograr entender el cuadro demencial es importante establecer algunas definiciones con claridad:

¿Qué es la cognición? Con el termino cognición se habla de la calidad del saber, que abarca los actos de percibir, memorizar, reconocer, concebir, juzgar ,sentir, razonar, imaginar. Se trata del proceso mediante el cual adquirimos nueva información o se manipula la información que ya fue incorporada y consolidada. Es la actividad cerebral que permite una relación eficaz entre el hombre y su entorno.

¿ Que es la memoria?

Aprendizaje es la función cerebral por la cual adquirimos información. La memoria es la función cerebral que nos permite almacenar esa información que adquirimos durante el aprendizaje, con el objeto de que la misma pueda ser recuperada posteriormente. Este proceso de memorización posee tres etapas: a) la memorización (o codificación) que implica la percepción, selección y puesta en memoria del material que se habrá de memorizar; b) el almacenamiento (o conservación) de dicha información; c) la restitución ( o recuperación) de la misma (recuerdo).

La información ingresa al cerebro a través de los sentidos, como son el visual, el auditivo, el olfativo, el táctil y otros muchos estímulos. Antes de almacenarse la información recorre varios canales y formas de almacenamiento en subsistemas de memoria: a) La memoria sensorial es altamente sensible a las interferencias y es una forma muy inestable y efímera de memoria b) la memoria a corto plazo , con capacidad limitada de tiempo para mantener y restituir la información c) la memoria a largo plazo, cuya información puede mantenerse de minutos a años en función de los intereses del sujeto y la calidad de la misma.

Existen además: a) la memoria de trabajo , que nos permite mantener en memoria una cierta información , mientras al mismo tiempo se están realizando operaciones cognitivas diferentes.

Es el caso de la mujer que está hablando por teléfono , pero al mismo tiempo está pendiente de sus hijos; b) La memoria procedural (o de procedimientos) que nos permite saber “ como hacer algo” por ejemplo, manejar un automóvil, montar en bicicleta, usar los cubiertos ,etc.,; es una forma de memoria automática e inconsciente que se expresa con acciones; c) la memoria declarativa es la memoria que nos permite el conocimiento de algo y se expresa con alguna forma de lenguaje.

A su vez la memoria declarativa se divide en: a) memoria episódica que tiene que ver con nuestra historia individual o biográfica e incluye aspectos relacionados con los hechos memorizados ( tiempo espacio , contenido afectivo que los rodea, etc.); b) la memoria semántica abarca adquisiciones culturales y educativas que complementan la información. Un ejemplo seria:

Cena es la ultima comida del día (Memoria semántica-el diccionario); recordar que cene anoche es memoria episódica.

→ Recordatorio

Hay momentos en que uno no sabe como manifestar la gratitud, ya que ella es la memoria del corazón.

Fueron dos décadas en que nuestros Padres fueron privilegiados y bendecidos, por hacer parte de esta familia Fundación Hogar Vizcaya, para que pudieran vivir mejor tiempos preciosos de sus vidas, en donde ellos se pudieran reencontrar y en donde ustedes les enseñaran a caminar más en la búsqueda de la esperanza, la paz, el amor y para darle más forma a su vida espiritual.

Hoy queremos agradecerles a todos en nombre de nuestros hermanos que no pudieron estar de cuerpo presente, ya que todos estamos unidos en el espíritu con nuestras familias, nietos y parientes; es por esto que a cada uno de ustedes: Residentes, empleados (as), acompañañntes y de manera muy especial a la señora Zoreida, al grupo de enfermería, en cabeza de su coordinación general, fisioterapéuta, médico, grupo musical, a los conferencistas, grupos de recreación, asistente social, psicólogas, manicuristas, religiosas, sacerdotes, personal administrativo y su coordinación general, Amigos (as) en nombre de todos un Dios se los pague; también pedir perdón en nombre de ellos o excusas por sus errores, que en una u otra forma hayan causado o fallado.

Es importante recordar que fueron Ustedes los que conocieron el camino en esta última etapa de sus vidas, ya que compartieron este hermoso tiempo en donde el adulto mayor es como un niño frágil, delicado y en donde se debe tratar con amor, ternura y paciencia, para que éste pueda continuar caminando hacia adelante. Es por esto que todo lo de ustedes es pura obra de amor y servicio, para que luego los veamos partir con el deber cumplido.

Gracias, muchas gracias de verdad. Como hijo les comparto, que aprendí mucho de todos ustedes.

Mi mamá bautizó este hogar como la antesala para llegar al cielo y para mi papá , fue tiempo de remanso de paz.

Dios les bendiga y les conceda fuerzas para seguir adelante; creo que la misión apenas comienza.

Bendiciones para todos.

Francisco Restrepo López. Hijo de Gustavo Restrepo y Josefina López.

→ Mensaje de la familia Vizcaya a familiares y amigos

Cuenta una historia, que un hombre llegó muy temprano a un servicio de urgencias, para que le curaran una mano que se había lastimado. Estaba muy apurado y le pedía a la enfermera insistentemente, que lo atendiera a la mayor brevedad.

La enfermera intrigada preguntó al hombre a dónde se dirigía de tanto afán y El respondió que a desayunar con su esposa, que estaba recluida en un Centro geriátrico cercano, donde la cuidaban por su avanzada enfermedad de alzheimer.

La enfermera le pregunta por qué tanto apuro para llegar con su esposa, si Ella en su enfermedad, no se da cuenta de lo que sucede a su alrededor y lo más probable es que ni siquiera lo reconozca, a lo que el hombre responde:

ES VERDAD, ELLA NO SABE QUIÉN SOY YO, PERO YO NO HE OLVIDADO QUIEN ES ELLA, LO QUE REPRESENTÓ EN MI VIDA Y TODO EL AMOR QUE SIEMPRE ME BRINDÓ.

Acompañemos a nuestros familiares en sus dolencias y enfermedades, como un acto de amorosa gratitud, en recordación de sus acuciosos cuidados durante toda la vida.

→ Cuidados básicos del adulto mayor

En la actualidad se ha incrementado la esperanza de vida de la gente. No obstante, en algunas ocasiones las personas de edad avanzada han perdido parcial o totalmente su independencia, debido principalmente a enfermedades crónico degenerativas que se agudizan con el pasar de los años. Por ello, es una necesidad pri¬mordial para la sociedad, el apoyo de la familia o de voluntarios capaces de ayudar y cuidar al adulto mayor.

Para que el cuidador pueda seguir prestando este servicio a su Adulto Mayor, es indispensable que tenga las herramientas adecuadas que le confieran seguridad y estrategias que le ayuden a evitar la sobrecarga. Con esto se pretende articular mecanismos de apoyo a los cuidadores que brindan este gran servicio a la familia y a la sociedad. Es por esta razón que el personal de enfermería del Hogar Vizcaya, a través de la elaboración de este artículo, desea proporcionar algunos conocimientos básicos sobre las características de los adultos mayores y consejos prácticos para sus cuidados en el hogar.

La adaptación al envejecimiento no es tarea fácil para los adultos mayo¬res y requiere que las personas que participan en su cuidado, se caracte¬ricen por una muy especial vocación y amor al trabajo con este grupo de personas. Ello significa que será necesaria una actitud que implique valores como el respeto por el otro y la calidez para brindar cuidados humanitarios al adulto mayor.

El adulto mayor puede necesitar ayuda en muchos aspectos de su vida cotidiana, como por ejemplo para acostarse o levantarse de la cama, para el aseo y limpieza personal, incluso a algunos hay que darles de comer. Para estas tareas diarias existen una seria de prácticas que pueden ayudar al cuidador a brindar cuidados efectivos en los diversos aspectos ya mencionados.